12.2.17

La ciudad recuerda a cuatro pioneros de la vitivinicultura nicoleña: asignan nombres de bodegueros a calles de barrio Ponce de León

Autor: Leandro Madeo, para diario El Norte 

Las calles peatonales 1, 2, 3 y 4 del barrio Ponce de León, en la zona sur de la ciudad, ahora serán designadas con los nombres de cuatro pioneros de la vitivinicultura nicoleña: Carlos Cámpora, José Ponte, José Lagostena y Miguel Nozzi. El proyecto fue aprobado por unanimidad en el Concejo Deliberante.




 

A instancias de un proyecto de ordenanza elevado por el Departamento Ejecutivo Municipal y con la colaboración de la Asociación Amigos de la Historia del Vino Nicoleño, el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad el cambio de nombres para calles del barrio Ponte de León. Cuatro calles que hasta ahora se venían denominado Peatonal Uno, Dos, Tres y Cuatro, ahora llevan el nombre de inmigrantes italianos (tres de ellos genoveses, el restante napolitano) que fueron pioneros en la elaboración de vinos y el cultivo de viñedos en nuestra ciudad.
Ellos son los genoveses Carlos Cámpora, José Ponte y José Lagostena, y el napolitano Miguel Nozzi. Siguiendo los datos apuntados por el periodista Walter Alvarez en su libro «El vino nicoleño: cien años de vitivinicultura en San Nicolás», los cuatro llegaron a la ciudad de San Nicolás de los Arroyos a mediados del siglo XIX. Colonizaron la zona rural, que hasta ese momento permanecía inhóspita y, junto a otros inmigrantes, generaron una industria vitivinícola que perduró 100 años y que llegó a extenderse en 1200 hectáreas y producir más de once millones de litros de vino al año.
El cambio de nomenclatura sancionado por los concejales se dio tras un proceso que había iniciado cuando la comisión vecinal de Ponce de León solicitó al municipio la instauración de nombres a sus cuatro calles peatonales de ese barrio. Después apareció la iniciativa de homenajear a los bodegueros y llegó la colaboración de la Asociación Amigos de la Historia del Vino Nicoleño. Así se daba forma definitiva a un proyecto que buscaba sostener en la memoria colectiva los nombres de los patriarcas y pioneros de la vitivinicultura nicoleña.
Los pioneros
Carlos Cámpora nació el 23 de agosto de 1846 en Santo Stefano di Lárvego, pueblo perteneciente a la comuna de Campomorone, en Génova. Emigró a San Nicolás de los Arroyos en 1868. En 1886 fue enviado a Uruguay por sus colegas bodegueros para investigar el desarrollo de los viñedos. Trajo pies de injertos y variedades a partir de los cuales luego se desarrollaron los viñedos nicoleños. Su quinta se llamaba «San José» y estaba ubicada en avenida Savio al 800.
José Ponte nació en Campo Lígure y emigró en 1859. Tuvo la bodega más grande de la ciudad, en la que sus descendientes llegaron a producir más de dos millones y medio de litros por año. Su nieto, Héctor, introdujo desde Mendoza la variedad Refosco, que le agregaba graduación alcohólica y color a los vinos de quinta, elaborados en su mayoría con la variedad Pinot Gris.
José Lagostena nació en Galanetto. Llegó en 1865 y se afincó en la zona oeste de la ciudad, aproximadamente en Cavalli al 1100. Construyó una bodega de setecientos mil litros de capacidad.
Miguel Nozzi nació en la región de Nápoles y llegó alrededor de 1890. Su bodega estaba ubicada en avenida Savio al 1000. Su nieto, Osvaldo, elaboró vino hasta la década de 1970.
La historia de los inmigrantes italianos que se dedicaron a la elaboración de vino permaneció olvidada desde finales de la década de 1980, cuando cerró la última bodega, hasta el año 2005 cuando se creó la Asociación del Vino Nicoleño y se editó el libro «Cien años de vitivinicultura en San Nicolás», que relata la vida de los inmigrantes comenzando por sus padres, en Italia, hasta el destino de sus hijos y nietos ya afincados en San Nicolás.
La Asociación del Vino Nicoleño se creó con el fin de mantener viva esa memoria y para ello editó folletos y videos, brindó charlas, especialmente en escuelas, realizó visitas guiadas a viejas bodegas, creó un Museo del Vino e intervino en la declaración de Bien Patrimonial de la vieja Bodega Cooperativa. Sin embargo la propuesta de nombrar con los apellidos de los bodegueros a las calles de un barrio es superadora, ya que no proviene de la Asociación, sino de la Comisión Vecinal del barrio Ponce de León, lo cual indica que la historia de la vitivinicultura local comienza a ser parte de la memoria cotidiana de los nicoleños.
(Fuente de datos históricos
«Cien años de vitivinicultura en
San Nicolás», de Walter Alvarez)
 

13.11.16

Pop Oh! Wine

El grupo Movilizarte realizó este año su perfomance en torno a la obra del artista plástico nicoleño Benito Laren. Laren, está considerado por los críticos como uno de los artistas con más proyección del momento. Sus obras se exponen, no solo en Argentina, sino también en varios museos del mundo. Una de sus últimas producciones es la creación de Lareland, un mundo al cual dotó de todos los atributos de un territorio. Este mundo comenzó siendo virtual pero ahora muchos de sus productos se materializaron en monedas, billetes, banderas y demás. El mundo de Benito también tiene su vino en dos variedades, "Atorratés" y "Cabaret Sabagnñon". Este año, para la feria Moviliarte, este vino cobró vida. Debido a que en Larenlad no hay bodegas ni se cultiva la vid, nuestra bodega elaboró, con uvas cultivadas en nuestro viñedo, una partida especial para cumplir con las exigencias de las etiquetas diseñadas por el artista. La etiqueta "Atorrantés" presenta un vino elaborado con uva Torrontés.  Es un vino chispeante, dishinibido y generoso de aromas frutales. La etiqueta "Cabaret Sabagñon" presenta un blend de Cabernet Sauvignon y Merlot. Es un vino amable, donde el toque herbáceo, que la variedad Merlot expone con mucho más desparpajo en climas húmedos y suelos humíferos como el de la campiña nicoleña, aparece solo sugerido detrás de la trémula presencia de los taninos  aportados por el Cabernet Sauvignon sin sobremaduración. Quienes lo probaron no evitaron exclamar el "Oh!" que dio el nombre al movimiento Pop Oh! Art, creado por Benito Laren en las oscuras mazmorras de la fábrica Somisa a principios de los 90.



2.10.16

Primeros brotes

Las primeras vides ya tienen doce años. El vino sale cada vez mejor. Nosotros cada año aprendemos más. Y esta magia, que empezó el 1886, tuvo un breve impasse de 20 años y renació en 2004, es el fruto de una pasión que solo el vino y la amistad puede lograr.

Syrah

Walter Alvarez y Hugo Lagostena

Sauvignon Blanc

Walter Alvarez y Fernando Demarco

Merlot


10.3.16

La posta.

El objetivo de la Asociación del vino nicoleño es evitar que se olviden los cien años de vitivinicultura de San Nicolás. Para lograrlo es necesario que los jóvenes tomen la posta. Hoy dimos un nuevo paso. El estudiante de periodismo Lucas Gimenez tomó el tema y realizó el audiovisual que acá reproducimos. Gracias Lucas!

2.12.15

Efemérides de la historia de la vitivinicultura nicoleña

FEBRERO
3 febrero de 1930. Comenzó a funcionar la Bodega Cooperativa. Fue edificada en un terreno deuna hectárea y media ubicada detrás de la estación del ferrocarril en el perímetro formado por las actuales calles Carlos Gardel, Ameghino, Jujuy y Garibaldi.
15 de febrero de 1986. Se realiza la última vendimia en la bodega El Tigre, de los herederos de Antonio Gaio. La bodega estaba ubicada en calle San José y Carlos Gardel. El casco aún se conserva. Con ella finalizó la vitivinicultura en San Nicolás.
MARZO
2 de marzo de 1886. Carlos Cámpora parte a Uruguay, enviado por los quinteros y bodegueros nicoleños, para tomar contacto con la experiencia vitivinícola de ese país. De allí vuelve con nuevas variedades y técnicas de cultivo.
ABRIL
El 7 de abril de 1927, luego de soportar una hemiplejía de cien días, falleció Carlos Cámpora, el patriarca de la vitivinicultura nicoleña. Fue asistido espiritualmente por el padre Tavella, director del Colegio Don Bosco. En su agonía, Cámpora pedía la presencia de la Virgen recitando un poema en genovés: “En el último momento / en la última agonía / quiero llamar a María / llamarla y luego morir”. Su deseo se cumplió con precisión. Como todos los 7 de cada mes, la imagen de la Virgen ingresó a su quinta, y luego de verla, murió.
10 de abril de 1908, Nace Julio Monti en la quinta de ochenta hectáreas que sus padres, Carlos y Margarita Bo, tenían en Campos Salles y que su abuelo, Julio, había comprado y pagado en un años, con la venta de una cosecha de papas. Fue el enólogo que atendió la mayoría de las bodegas nicoleñas- Tenía su laboratorio en calle Olleros, actual sede de la CGT.
MAYO
30 de mayo de 1982. cerró sus puertas la Cooperativa Agropecuaria e Industrial bonaerense Limitada. La actividad por la que había sido fundada a principios de la década de 1950 ya no existía. Por medio de ella los socios adquirían artículos de consumo y bienes de capital, comercializaba la producción, distribuía créditos y tenía como objetivo a largo plazo la intención de crear fábricas para agregarle valor a las frutas y verduras de producción local. A principio de la década del 60 contaba con doscientos noventa y nueve asociados. La sede estaba en calle Brown 23/27. Su último gerente fue José Spadaro.
JUNIO
25 de junio de 1886. Santiago Montaldo recibe una carta manuscrita de Don Bosco agradeciéndole a los quinteros genoveses afincados en San Nicolás, la donación de doce mil pesospara la construcción de la basílica del Sagrado Corazón de Jesús en Roma.
JULIO
9 de julio de 1868. Carlos Cámpora, uno de los pioneros de la vitivinicultura nicoleña, deja Campomorone, su ciudad natal, rumbo a San Nicolás. Llegó el 2 de octubre del mismo año.
15 de julio de 1930. El enólogo Héctor Ponte introduce en los viñedo nicoleños la variedad Refosco, que junto con la Pinot Gris, fueron los emblemas de la vitivinicultura local. La trajo desde el colegio mendocino de enología de Rodeo del Medio, a cargo de sacerdotes salesianos.
AGOSTO
3 de Agosto de 1857. José Ponte, uno de los pioneros de la vitivinicultura nicoleña, partió rumbo a San Nicolás desde la zona rural de la ciudad italiana de Campo Lígure, conocida como Cascina Canova. 100 años después, sus descendientes, llegaron a elaborar más de 2 millones y medio de litros de vino por año. Fueron los bodegueros más grandes de la ciudad.
SEPTIEMBRE
8 de septiembre. Los quinteros y bodegueros celebran el día del agricultor. La celebración comenzaban con una procesión religiosa que partía del Colegio Don Bosco, continuaba por la Avenida Savio y por la ruta 188 llegaba a Campos Salles, para regresar por calle Nación hasta el Colegio Don Bosco. Después se realizaba un almuerzo y se elegía a la reina.
El 17 de septiembre de 1927, Pascual Subiza presentó a la Cámara de Diputados de la Nación el proyecto para la creación de una Escuela vitivinícola, frutihortícola y enológica en San Nicolás especializada en frutales y vid, con una bodega modelo para enseñar la técnica enológica y la construcción de un edificio destinado al internado de los estudiantes. El proyecto nunca se concretó.
21 de septiembre de 1902, se realizó, en el Colegio Don Bosco, la Exposición Vitivinícola de la que participaron treinta bodegueros. El presidente de la República, Julio Argentino Roca, envió un telegrama de adhesión y designó a José Levenir, representante del Ministerio de Agricultura, para integrar el jurado
23 de septiembre de 1957. Se forma la Cámara de Bodegueros, que funcionó dentro de la Federación de Comercio e Industria de San Nicolás. Su promotor fue José Faraoni, miembro de la comisión directiva de la Federación. Al año siguiente, se asociaron a la Federación Argentina de Cámaras Vitivinícolas del Interior del País. Había 1.224 hectáreas de viñedos, cultivadas por 403 quinteros, 55 bodegas y una producción de 11.722.146 de litros de vino anuales.
NOVIEMBRE
3 de noviembre de 1925. El Centro Vitivinícola Nacional, estableció en San Nicolás unaSubcomisión Regional. La decisión habla de la importancia de la producción vitivinícola nicoleña tenía a nivel nacional.
25 de noviembre de 1900. Los salesianos dejaron la costa del río, donde 25 años atrás habían instalado, en un edifico municipal, el primer colegio salesiano de América. Se trasladan al nuevo edifico, de Don Bosco y Benítez, construido por los quinteros y bodegueros genoveses, donde permanecen hasta la actualidad.
DICIEMBRE

31 de diciembre de 1983. Dejó de funcionar la sede nicoleña del Instituto Nacional de Vitivinicultura. Su último director fue Luis Arturo Sautú de la Riestra. Atilio Roberto Abadía, el empleado más antiguo, entregó las llaves del local y fue trasladado a la sede de Rosario con el cargo de supervisor. Ningún documento pudo ser conservado en la ciudad. Luego se perdió en el tiempo. Tres años después la actividad bodeguera desaparecía para siempre de la ciudad